The more you understand your body and how it functions, the better equipped you'll be at taking care of yourself to achieve optimal health.  On the left side of our Web site you'll find a tab called Learn More. Click there to find a wide variety of  valuable, practical wellness information.  We hope you can incorporate this informantion into your lifestyle to improve the quality of your life.  Turn to these pages whenever you have a question about ear, nose and throat health related issues.  We urge you to contact our practice at any time to make an appointment with one of our otolaryngology physicians or audiologists.

If you have questions about hearing or balance problems, or regarding hearing instruments such as hearing aids, assistive listening devices or hearing protection, please see the Bloomfield Hearing portion in our Web site.  Click the Bloomfield Hearing tab at the top of our Home page.  You will find a list of hearing and balance related topics there.  Our audiologists will be happy to answer your questions about communication, hearing and balance at your next audiology appointment.  Consultations with our audiologists are available free of charge to discuss your options for amplification and assistive listening technology.  You can also discuss coping strategies for living with hearing and balance disorders.

Click on Our Blog at the lower left side of the Web site to find new information about hearing, balance, communication, amplification, and other news related to ear, nose and throat health.  We will be updating the Blog every month, so please revisit our site to see what's new!

La inflamación de la mucosa nasal se llama rinitis. Los síntomas incluyen estornudos y goteo nasal y / o picazón de nariz, causado por la irritación y congestión en la nariz. Hay dos tipos: la rinitis alérgica y rinitis no alérgica.

La Rinitis Alérgica se produce cuando el sistema inmunológico del cuerpo responde a un exceso de concreto, partículas no infecciosas, como el polen de las plantas, hongos, ácaros del polvo, pelo de animales, productos químicos industriales (incluido el humo del tabaco), alimentos, medicamentos y veneno de insectos.

Durante un ataque de alergia, anticuerpos, principalmente inmunoglobulina E (IgE), se adhieren a los mastocitos (células que liberan histamina) en los pulmones, la piel y las membranas mucosas. Una vez que se conecta con la IgE, los mastocitos, liberan una serie de productos químicos. Uno de los productos químicos, la histamina, abre los vasos sanguíneos y causa enrojecimiento de la piel y las membranas hinchadas. Cuando esto ocurre en la nariz, los estornudos y la congestión son el resultado.

La rinitis alérgica estacional o fiebre del heno se produce a finales de verano o la primavera. Las personas con sensibilidad al polen de árboles presentan síntomas a finales de marzo o principios de abril, una reacción alérgica a las esporas de moho se produce en octubre y noviembre como consecuencia de la caída de las hojas.

La rinitis alérgica perenne se produce todo el año y puede ser resultado de la sensibilidad al pelo de animales, el moho, las plantas de interiores, alfombras y tapicería. Algunos estudios sugieren que la contaminación del aire como las emisiones de motores de automóvil puede agravar la rinitis alérgica. Aunque las bacterias no son la causa de la rinitis alérgica, un estudio médico encontró un número significativo de la bacteria Staphylococcus áureas en las fosas nasales de los pacientes durante todo el año con la rinitis alérgica, concluyendo que la enfermedad alérgica puede dar lugar a niveles más altos de bacterias, creando así una condición que empeora las alergias.

Los pacientes que sufren de ataques recurrentes de rinitis alérgica deben controlar sus síntomas de forma continua. Si el dolor facial o un color verdoso-amarillo se produce en la secreción nasal, puede tratarse de sinusitis y el otorrinolaringólogo puede proporcionar un tratamiento adecuado.

Rinitis no alérgica: no depende de la presencia de IgE y no se debe a una reacción alérgica. Los síntomas pueden ser provocados por el humo del cigarrillo y otros contaminantes, así como olores fuertes, bebidas alcohólicas, y el frío. Otras causas pueden incluir bloqueos en la nariz, tabique desviado, infecciones, y el uso excesivo de medicamentos como los descongestionantes.

Rinosinusitis: aclarar la relación entre los senos y la rinitis

Estudios recientes realizados por otorrinolaringólogo-cirujanos de cabeza y cuello tienen mejor definida la asociación entre la rinitis y la sinusitis. Han concluido que la sinusitis es a menudo precedida por la rinitis y raramente ocurre sin rinitis concurrente. Los síntomas, obstrucción nasal y descarga y la pérdida del olfato, se producen en ambos trastornos.

Más importante aún, en la tomografía computarizada (TC) los resultados han demostrado que los revestimientos de la mucosa de la nariz y los senos son a la vez los que participan en el resfriado común (anteriormente, se creía que sólo afectaba a las fosas nasales). Los otorrinolaringólogos, reconociendo la interrelación entre las fosas nasales y senos paranasales, ahora se refieren a la sinusitis como rinosinusitis.

El catalizador sobre los dos trastornos se cree que implica la obstrucción nasal y el desbordamiento del seno, seguida por la colonización bacteriana y la infección que conduce a la sinusitis aguda, recurrente o crónica. Asimismo, la inflamación crónica debido a las alergias puede provocar la obstrucción y la sinusitis posterior.

Otras investigaciones médicas han apoyado la estrecha relación entre la rinitis alérgica y la sinusitis. En un estudio retrospectivo sobre las anomalías del seno en 1120 pacientes (de dos a 87 años de edad), el engrosamiento de la mucosa del seno es más común en pacientes con sinusitis durante julio, agosto, septiembre y diciembre, meses en los que el polen, moho y epidemias víricas son prominentes.

Una revisión de los pacientes (de cuatro a 83 años de edad) que se sometieron a cirugía para tratar sus afecciones crónicas del seno reveló que las personas con alergia estacional y pólipos nasales son más propensas a experimentar una recurrencia de su sinusitis.